Inicio

SOBREPESO Y OBESIDAD EN PERROS Y GATOS

El sobrepeso y la obesidad se definen como una acumulación excesiva de grasa en el cuerpo. Es un problema médico importante con graves implicaciones para la salud. El excesivo aumento de peso puede afectar gravemente a la calidad de vida del perro, generar otras enfermedades y reducir la esperanza de vida del animal. El tratamiento consiste en la adaptación de la dieta, la introducción de cambios de hábitos y una terapia médica.

El aumento de peso se debe a un desequilibrio entre la ingesta y el consumo energéticos (calóricos), casi siempre a causa de un consumo excesivo de alimento unido a una cantidad insuficiente de ejercicio (vida urbana).

La mayoría de casos de animales domésticos con exceso de peso son un reflejo directo del gran problema de la obesidad en la sociedad actual. La gran diferencia entre el sobrepeso de las mascotas y el de sus dueños es que los animales no tienen la facultad de controlar su peso, ya que dependen única y exclusivamente de lo que les sirva su dueño.

La obesidad se define como: exceder el peso ideal en un 20% o más. Se considera que un perro tiene sobrepeso, si supera entre un 5% y un 20% su peso ideal.

Las consecuencias inmediatas de la obesidad (apatía, baja forma, tipo poco agraciado…) no son nada en comparación con las múltiples complicaciones que se pueden producir:

. Trastornos importantes de locomoción (artrosis, hernia discal, rupturas de ligamentos…).
. Dificultades cardio-pulmonares.
. Afecciones digestivas (necrosis hepáticas, estreñimiento, flatulencia…).
. Patologías de las funciones reproductoras (la obesidad es la primera causa de infertilidad en las perras, cuyo ciclo sexual estará perturbado, y por otra parte tendrán grandes dificultades en el momento del parto).
. Predisposición a la diabetes.
. Aumento de los riesgos quirúrgicos (la anestesia es más difícil y más peligrosa en un animal obeso).
. Trastornos cutáneos.
. Problemas visuales.
. Infecciones secundarias
. Y posiblemente problemas de tumores.

Factores de riesgo:

Hábitos alimentarios y de conducta, influye bastante la alimentación que se dé a nuestras mascotas y el grado de ejercicio que realicen.

Evitar comidas caseras,picoteos,premios que no estén preparados para ellos,piensos de baja calidad,dar cantidad abundante.

Favorecer la práctica de ejercicio y el movimiento del animal,dar cantidad adecuada de un pienso de alta gama.

Factores predisponentes:

-Factores genéticos: Hay determinados tipos de razas que son más propensos a padecer sobrepeso y obesidad.

-Esterilización: Los animales esterilizados tienen más probabilidades de ser obesos por un cambio de metabolismo,para evitarlo es recomendable dar un pienso adecuado y una cantidad determinada de pienso para animales castrados, controlar el peso y que el animal realice algo más de ejercicio.

-Edad: es más probable que la obesidad afecte a los animales de más de 4 años.

-Enfermedades subyacentes, como las endocrinas o las que limitan la actividad física.

-Determinados medicamentos pueden provocar polifagia.

Sintomas de sobrepeso y obesidad:

A simple vista, el animal presenta un aspecto más grande de lo normal (supera entre el 15 y el 30 % de su peso estándar). Al palpar el tórax, debido a la gruesa capa de grasa, no podemos contar ni diferenciar las costillas. Le cuesta saltar y desplazarse, juega menos y al menor movimiento se ahoga y se cansa. Duerme menos y está de mal humor. Es incapaz de dejar de comer mientras tiene comida en el plato. Tiene grasa acumulada en el área lumbar y en la base de la cola. El abdomen es tan ancho como el pecho. De todos modos, a la menor sospecha de que nuestro perro o gato padece obesidad, lo mejor que podemos hacer es consultar a nuestro veterinario para que nos haga un diagnóstico correcto.

El tratamiento tradicional contra la obesidad consiste en el control de la dieta (dieta específica baja en grasa y cantidades adecuadas de alimento) y el ejercicio,además también existen determinados productos o medicamentos que pueden ayudar a favorecer la pérdida de peso.

Actualmente, un programa de control de la obesidad se basa en los siguientes pasos: evaluación médica global del perro que permita diagnosticar la magnitud de su sobrepeso u obesidad, diagnóstico y tratamiento de cualquier enfermedad concomitante (p. ej., endocrinopatía, artrosis) y elaboración de un plan de pérdida de peso con control de la dieta y programa de ejercicios.

El Programa de control de peso debe estar basado en:

-Apoyo terapéutico supervisado por un veterinario,si cree que es necesario el apoyo terapéutico a parte de la dieta y ejercicio.
-Dieta adaptada para favorecer la pérdida de peso
-Ejercicio adecuado a las necesidades y características de cada animal
-La motivación e implicación del entorno familiar para ayudar a tu mascota a tener una vida más larga y más sana.

  CENTRO VETERINARIO VET PLAZA
Glorieta de las Amazonas, 2 Valdemoro
Tel: 91 895 09 26 - Email: info@vetplaza.es
Centro de día, horario de lunes a viernes de 9:30 h. a 14:00 h. y de 17:00 h. a 20:30 h.
Sábados de 10:30 h. a 14:00 h.